AGENDA SEMANAL
   Deportes
   Arte y Cultura
   Entretenimiento
   Gastronomía
   Al Aire Libre
   Niños
   Desarrollo Personal
   Eventos Regionales
   Reportajes
   La Revista

 Cómo bañar adecuadamente a tu perro.
Autor: En4patas.com
Fotos por: Stock Xchng.



¿Qué necesitarás?
* Un recipiente hondo para vertir agua
* Jabón para perro.
* Toalla.
* Una cubeta pequeña.
* Guantes de látex.

PROCEDIMIENTO:
Antes que todo debes saber que los perros se bañan cada dos o tres semanas, ésto para no resecar su piel.

Paso 1. Vierte el agua en la cubeta.
Deberás vertir agua caliente y agua fría, aproximadamente 50% de cada una hasta que sientas el agua tibia.

Paso 2. Moja a tu perro.
Con la ayuda de un recipiente, vierte un poco de agua en el cuerpo de tu mascota para poder hacer espuma con el jabón. Deberás comenzar a limpiar la parte superior del canino, es decir por la cabeza y orejas, con el objetivo de que los parásitos (como pulgas o garrapatas) no se introduzcan en los sensibles oídos de tu perro.

Paso 3. Enjabona.
Comienza a tallarlo con moviemientos circulares; si tu perro es de pelaje largo, házlo con la yema de tus dedos o utiliza un cepillo especial para enjabonarlo, los puedes encontrar en la veterinarias. Nunca uses champú, acondicionadores, ni detergentes, porque resecan la piel, causan caspa o problemas que pudieran llegar a ser graves. No olvides cubrirle su ojos con tus manos al momento de aplicarle jabón.

Paso 4. Enjuaga a tu mascota.
Después de haberlo enjabonado procede a enjuagarlo, comenzando por su cabeza y ojos, para retirarle el jabón que haya podido entrar y así prevenir que se irriten sus ojos. Asegúrate de retirar completamente el jabón ya que los residuos pueden ocasionar laseraciones en su piel y ojos.

Paso 5. Seca su pelo.
Con la toalla procede a secar a tu mascota, realizando movimientos circulares para no irritar su piel.

Paso 6. Cepilla adecuadamente.
Si tu perro es de pelo largo cepíllalo diario con una cerda especial o con un cepillo para perros y si es de pelo corto, cepíllalo por lo menos 3 veces a la semana para mantener la sedosidad y brillo del mismo.

Una de las cosas más importantes que deberás limpiar después de bañarlo son sus sacos anales. Se encuentran ubicados al final del recto a un lado del ano, levanta la cola de tu mascota y al lado del ano sentirás pequeños abultamientos, éstos son los sacos anales. El procedimiento es fácill; para hacerlo puedes colocarte unos guantes de látex y situarte a un costado del animal, eleva su cola con una mano y con la otra desliza suavemente los dedos índice y pulgar a ambos lados del ano para que no lesiones el área. Un líquido maloliente saldrá a presión: es excremento atrapado en los sacos que no puede salir sin una ligera presión. Si nada sale no te preocupes, pudiera ser un buen signo pues tu perro pudo hacerlo sin tu ayuda con el famoso cochecito. Si nada es expulsado pero sientes abultamiento en los sacos, consulta al veterinario.


     Ver más cómo hacerlo >>
Publica tu evento | Suscribete | Quienes somos | Contacto | Publicidad | Condiciones de uso | Mapa del Sitio
Derechos reservados ® LaVentana de Ensenada 2014. Diseño y Producción Taller Ciruela